El sur argentino tiene una interesante oferta turística durante todo el año, pero a partir del mes de julio las condiciones naturales dan lugar a la realización deportes como el esquí y el snowboard, o simplemente admirar los paisajes blancos.

Para esta temporada invernal existen novedades como los paseos nocturnos en el bosque del Cerro Otto, las cenas con música para disfrutar de la mejor vista en el refugio Berghof, el mundial de snow cross y los nuevos tours cerveceros por la ciudad donde se muestra el proceso de elaboración y se degustan distintas variedades de cerveza artesanal.

Uno de los eventos más convocantes será la Fiesta Nacional de la Nieve, que tendrá lugar del 29 de julio al 6 de agosto. El evento tendrá exposiciones permanentes en el centro de la ciudad, instalaciones para vivir la nieve en el Centro Cívico y shows musicales.

El intendente de San Carlos de Bariloche, Gustavo Gennuso, afirmó que “tenemos que celebrar la nieve como producto fundamental para nuestro invierno y nuestra temporada, celebrar el trabajo de quienes dependen de la nieve desde el gastronómico hasta el que mantiene la aerosilla”.

Por su parte, desde la Dirección de Desarrollo y Calidad Turística, Marcela Giovannini contó a Palabras que “es una fiesta donde la ciudad celebra su identidad como pueblo de montaña y de nieve”. Además, sostuvo que es un momento del año en el que se explora el encuentro entre lo tradicional y lo turístico, donde “la comunidad recibe a sus visitantes, celebra los extraordinarios atractivos y muestra parte de sus tradiciones”.

La iniciativa nació en 1954, año en que Parques Nacionales organizó la Fiesta de la Nieve en el Cerro Catedral con importantes eventos deportivos y culturales. Diez años más tarde, la Dirección Municipal de Turismo compartió la organización de la Fiesta con Parques Nacionales y continuó organizándose en los años subsiguientes. Con el correr de las ediciones, la fiesta fue aumentando los eventos programados, con competencias nacionales e internacionales de esquí, desfiles de carrozas, festivales folklóricos, elección de la reina de la nieve y del chocolate, exhibiciones de acrobacia aérea, muestras artesanales, concursos de tejidos regionales, de hacheros y competencias automovilísticas.

“En esta edición buscamos posicionar la ciudad como referente del producto Nieve en Latinoamérica y queremos que todos los que disfruten de la fiesta tengan contacto con los productos Nieve que la ciudad tiene para ofrecer. La propuesta es generar en el centro Cívico de Nuestra ciudad una puesta de alto impacto para turistas y residentes, que acerque a cada participante al producto Nieve, a través de actividades, juegos y otras variadas propuestas”, agregó Giovannini.

Una de ellas será la Expo Nieve, una carpa de más de 300 m2 donde se encontrarán expuestos todos los productos que ofrece Bariloche en el invierno, un espacio para tomar café y disfrutar de shows durante las tardes.

Por otro lado, se realizará la elección de la Embajadora y la Vice Embajadora de la Nieve, reemplazando las categorías de reina y princesas. Otra de las particularidades será la participación del público en la elección de las embajadoras a través del voto electrónico. Como ya sucedió en la edición pasada, las candidatas deberán presentar un proyecto social-comunitario que, de resultar electas, será desarrollado y llevado a cabo por la embajadora y su vice.

Como ya es tradicional, la programación de la fiesta incluye el Desfile del Pulóver, los concursos de tortas, bartenders, parrilleros, hacheros y la Bajada de Antorchas donde todos los equipos y escuelas de esquí descienden las laderas portando antorchas encendidas al atardecer. Asimismo, se repetirá la experiencia del Tejetón en el que tejedores hilarán cuadrados que posteriormente se utilizarán para crear mantas de lana que serán donadas.

El cierre de los números musicales estará a cargo del cantante Abel Pintos que se presentará el 5 de agosto en el Velódromo Municipal junto a artistas locales.