Como parte de una tendencia que parece consolidarse, y siguiendo los pasos de Bob Dylan, Tina Turner o Neil Young, uno de los símbolos estadounidenses del rock, Bruce Springteen vendió las grabaciones originales y los derechos de publicación de toda su obra a Sony por unos US$500 millones de dólares.

El acuerdo le otorgaría a Sony la propiedad de sus 20 álbumes de estudio, incluidos clásicos como Born To Run (1975), The River (1980) y Born In The U.S.A (1984).

Springsteen, de 72 años y ganador de 20 premios Grammy, se mantuvo con la discográfica Columbia Records de Sony durante todos sus 50 años de carrera, en los que ha vendido más de 150 millones de copias. Sólo durante 2020, su música generó alrededor de US$15 millones de ingresos.

El año pasado, Warner Music compró los derechos mundiales de la música de Bowie en septiembre y Dylan vendió su catálogo de más de 600 canciones en diciembre por 300 millones de dólares, mientras que Stevie Nicks de la banda de rock Fleetwood Mac hizo lo mismo con una parte mayoritaria del suyo por 100 millones de dólares.

Esta clase de acuerdos obedece a que ofrecen cierta seguridad financiera, algo preciado en medio de la actual pandemia. Por otro lado, las empresas que adquieren tales derechos también suelen salir muy beneficiadas gracias a la posibilidad de conceder licencias de merchandising, cine y televisión y regalías por la interpretación de esas composiciones.

Springsteen, apodado El Jefe, es considerado todo un fenómeno cultural desde hace más de tres décadas en los Estados Unidos. Conocido por su trabajo con The E Street Band, es considerado uno de los músicos más aclamados en la historia de la música rock con más de 120 millones de álbumes vendidos y diez discos nº1, entre ellos Born to Run (1975), considerado uno de sus mejores trabajos, y su exitoso álbum Born in the U.S.A. (1984) con más de quince millones de copias vendidas y numerosos nº1. Considerado como uno de los 25 mejores artistas de todos los tiempos, a lo largo de su increíble trayectoria musical ha obtenido innumerables reconocimientos como 20 premios Grammy, dos Globos de Oro, un Óscar y tiene un puesto fijo en el aclamado Salón de la Fama del Rock and Roll.