La provincia del Chaco cuenta con numerosas opciones de turismo, gastronomía, paisajes naturales con amplios espacios verdes y actividades artísticas que conviven con una diversidad de influencias tanto originarias como modernas.

Sus paisajes y variedad artística nos llevaron a indagar sobre el presente de la provincia y para eso Palabras conversó con la Presidenta del Instituto de Turismo del Chaco, Mora Dicembrino, que se especializa en la Planificación Estratégica y el Turismo Sustentable.

¿Por qué Chaco es “el secreto de la Argentina”?

Creemos que es una de las provincias que tiene una belleza natural y cultural sumamente rica y relevante para todos los argentinos. En este sentido, sabemos que muchas personas que no conocen Chaco francamente se sorprenden cuando nos visitan. A partir de allí empezamos a trabajar en cuáles son los secretos que Chaco tiene para ofrecer. En primer lugar pensamos en que el chaqueño, por su identidad y su historia, es un anfitrión por naturaleza, anfitriones de lo auténtico. Y esta autenticidad viene por un lado de los escenarios naturales y, por otro lado, por su historia cultural.

Se conjugan las tradiciones, por ejemplo en El Impenetrable hay comunidades originarias y también de pueblos criollos, además de los saberes ancestrales y las riquezas de las comunidades originarias también tiene una fuerte corriente inmigratoria en el centro de la provincia, fundamentalmente europea. Por otro lado, una modernidad dada por ejemplo en la ciudad de Resistencia, donde se expresa el arte plástico, en las esculturas. Resistencia en el 2018 va a tener nuevamente la Bienal Internacional de escultura que ya lleva 30 ediciones. La ciudad es arte a cielo abierto porque tiene más de 700 esculturas originales de distintos artistas en sus calles, un valor no solo cultural sino también económico.

Siempre decimos que Chaco es amor al arte porque tiene que ver con gente que disfruta el arte naturalmente, en esta conjunción entre lo histórico, lo tradicional y lo moderno. Una expresión de arte moderno es Milo Lockett, que es chaqueño y la ciudad tiene distintas intervenciones de él.

Mencionaste El Impenetrable y recientemente se inauguró el Parque Nacional.

En la provincia se viene trabajando con una mirada de sustentabilidad, recuperación de valores y de reivindicación de la identidad chaqueña, y esto tiene que ver con su biodiversidad.

El Impenetrable como región ocupa casi el 50% de la provincia, son un millón de hectáreas en donde el Parque nacional, este corazón de biodiversidad, tiene 130 mil hectáreas y es uno de los primeros casos paradigmáticos en donde la creación del parque se da por la definición política del gobierno provincial junto con el gobierno nacional, el poder legislativo quien sanciona creación de la ley de parques y además con el aporte de ONGS, personalidades del sector y de la gente.

La apertura se da recién este año pero llevó varios años de proceso. Para nosotros uno de los principales secretos de Chaco y de la Argentina tiene que ver justamente con El Impenetrable, sus historias, sus saberes, su gastronomía, su artesanía.

El parque nacional es un corazoncito de conservación de naturaleza, de fauna y de flora pero las comunidades de El Impenetrable viven por fuera del parque y por eso esta gran apuesta que hacemos desde la provincia con un master plan de turismo para llevar allí un modelo de desarrollo ecoturístico que sea emblema, no solo para la región del litoral sino para el país.

El modelo que estamos planteando tiene como gran objetivo que las obras de  infraestructura que allí podamos anclar, y para las cuales estamos teniendo la ayuda del Ministerio de Turismo de la Nación y del BID, pueda ser a futuro un modelo de co- gestión  de gobierno provincial con las comunidades locales.

¿Cómo avanza el plan turístico en la provincia y qué lugar tienen el ecoturismo y el turismo aventura?

Por un lado, desde la mirada provincial, se busca profundizar al turismo como política de Estado y como una actividad estratégica, así lo hace el gobernador Domingo Peppo. Dentro de la marca Chaco, además están todos los valores de la provincia en términos de desarrollo, industria, producción, valor agregado.

El ecoturismo y el turismo aventura han permitido trabajar en un cambio de paradigma. Entendemos El Impenetrable desde su complejidad, sus necesidades y riquezas. Su gente, sus sabores, el parque nacional. En ese sentido, un aliado fundamental es el nuevo turista buscador de experiencias, de encuentro con el otro y con uno mismo. El desafío de El Impenetrable, que es un nombre mítico, tiene que ver con el ecoturismo y con el rescate de la propia esencia. Son muchas las variables que hacen que sea una experiencia absolutamente interesante.

Además, está la conformación del corredor ecoturístico que pretendemos sea uno de  los más grandes de Sudamérica, uniendo Cataratas del Iguazú (Misiones), Esteros del Iberá (Corrientes), nosotros con El Impenetrable y el Bañado de la Estrella (Formosa). Con una mirada interesante para los turistas que ven en estos lugares naturaleza, cultura originaria, un valor único y de identidad muy fuerte.

En Campo del Cielo se encuentran los meteoritos más grandes del mundo, ¿es conocido este atractivo provincial?

Hay muchas riquezas y tesoros guardados, por ejemplo El Impenetrable siempre estuvo ahí, solo que ahora abrimos las puertas. Lo mismo pasa con los meteoritos, fue una lluvia de meteoritos de hace miles de años, con una perspectiva interesante desde lo científico y educativo, a partir de un fenómeno único en el mundo. También es interesante escuchar cómo en una provincia que tiene comunidades originarias, había distintas perspectivas de en la que cada una había visto una lluvia de plata o dorada, según su cosmovisión.

Tenemos muchos recursos y eso hace que tengamos que trabajar en posicionar a la provincia, dar a conocer estos secretos de la Argentina y poder tener mayor afluencia de público.

Ha estado creciendo el turismo interno, incluso en verano que teníamos el mito sobre las provincias que no se recorrían en verano porque hacía mucho calor. Y este año fuimos la puerta del Dakar en la Argentina. Ahora en el verano vibramos al ritmo del carnaval, tenemos un programa que se llama “Chaco Colores del Carnaval” y hay 40 localidades que lo disfrutan. Antes no se conocían, uno piensa en carnavales y tiene la referencia de Corrientes como capital nacional o Entre Ríos, sin embargo también Chaco cuenta con trayectoria en la música litoraleña, samba y chamamé.

Estamos ubicados en una posición estratégica con el corredor de la ruta 16, tenemos las termas de Sáenz Peña, la vinculación con la provincia de Salta y bajando hacia Corrientes y subiendo hacia Misiones. Así que estamos en un corredor bien interesante de vinculación entre regiones.

¿Cuáles son las próximas actividades que se están preparando para vivir los secretos de la provincia?

Los invito a vivir todos nuestros espacios verdes. Fundamentalmente vamos a vivir la cultura del carnaval, que es nuestra oferta más fuerte del verano. Y durante todo el año hay distintos campeonatos de pesca deportiva. Contamos con el principal torneo de pesca del dorado con devolución que va a ser en agosto. También los invitamos a disfrutar del arte en la Bienal internacional en julio, pero también durante el año se van a dar momentos vinculados con el arte.