El pasado jueves 8 de junio falleció  Natu Poblet, propietaria y corazón de  la librería “Clásica y Moderna”, un emblema de la cultura de la ciudad de Buenos Aires.

Lectora incansable, difusora y gestora cultural, desde los años 80, cuando quedó a cargo de la mítica esquina de Callao y Paraguay, que su padre y su abuelo habían fundado en 1938, renovó definitivamente el formato de contacto entre el público y los libros, sumando un bar, un restaurante, ofreciendo múltiples cursos a cargo de figuras como David Viñas, Enrique Pezzoni, Juan Carlos Martini, Ricardo Piglia, o Josefina Delgado, y oficiando como anfitriona de la presentación de las obras más trascendentes de la literatura argentina contemporánea.

Durante los últimos años, desde las redes, la librería y su entrañable programa radial Leer es un placer se dedicó de manera incansable a la difusión de nóveles valores, una inmensa nómina de hallazgos entre los que se destacan Samanta Schweblin, Selva Almada, Enzo Maqueira, o  las chilenas Lina Meruane y Andrea Jeftanovic.

En el año 2013 recibió la Orden de Isabel la Católica, que se concede por decisión del rey de España. Antes había sido distinguida por la Cámara de Comercio Española en la Argentina, y por la Legislatura porteña como personalidad destacada de la cultura, y en 2015 había sido propuesta para el prestigioso premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.