Construida en 1911 por el arquitecto italiano Virginio Colombo, el proceso para la recuperación del edificio comenzó en 2015, y fue motorizado por la Asociación Art Nouveau Buenos Aires, el consorcio del inmueble, y el Gobierno de la Ciudad.

“La obra que tuvo un costo de más de 4 millones de pesos, y fue posible a través de la Ley de Mecenazgo”, le cuenta a Palabras Willy Pastrana, presidente de la Asociación Art Nouveau Buenos Aires (ANNBA), ya embarcado en el próximo reto: la recuperación de la mítica confitería El Molino.

“Desde la Asociación trabajamos para conservar, catalogar y proteger el inmenso patrimonio art nouveau que existe en la Ciudad de Buenos Aires, y en diferentes ciudades del país, un conjunto enorme que pese a su valor histórico y cultural está deficientemente inventariado y muchas veces en estado desastroso”, explica el experto.

El art nouveau es un movimiento artístico que surge en las últimas décadas del siglo XIX y se extiende a las primeras del XX en franca ruptura con la visión academicista que imperaba en la época, que se extiende por toda Europa, tomando en cada ciudad un tono particular, aunque con algunas constantes como la experimentación con el hierro y los cristales, la construcción de importantes fachadas con cúpulas y ornamentos inspirados en la naturaleza.

“Obviamente, no podemos omitir la generación de un diálogo dinámico entre las líneas curvas y rectas, y la aparición de la figura de la mujer en un rol sumamente activo, como diciendo aquí comienza mi siglo, entre las características insoslayables del estilo, explica la autoridad del ANNBA.

“Buenos Aires es una de las pocas ciudades del mundo donde podemos encontrar edificaciones que responden a los parámetros de las diferentes escuelas, con casos emblemáticos como la Casa Calise, el Palacio Barolo, la Confitería El Molino, o la Galería Güemes”, destaca Pastrana, enfatizando también la importancia y los desafíos futuros que tiene la Asociación ante la magnitud del patrimonio que posee la Ciudad.

“Desde la Asociación realizamos charlas, viajes, seminarios, tours, conciertos, decenas de actividades para difundir, educar y preservar el patrimonio, además también generamos registros y guías, para que los vecinos puedan ubicar, conocer y disfrutar los edificios más representativos”, agrega el Presidente de ANNBA.

Así, entre muchos otro hitos, la agenda de la Asociación, que se puede conocer completa en www.bart-nouveau.org , invita el próximo 27 de junio a la inauguración de la Casa del Art Nouveau en Buenos Aires, o a participar entre el 18 y el 20 de agosto de un viaje a la provincia de Tucumán para descubrir el maravilloso universo art nouveau que existe en el norte argentino.

Sobre la Casa Calise

La Casa Calise es un edificio de seis pisos de altura, de estilo art nouveau, ubicado en Hipólito Yrigoyen al 2500, del barrio de Balvanera. Fue construído en 1911 por el arquitecto italiano Virginio Colombo, responsable también de la Casa de los Pavos Reales, una de las más icónicas construcciones art nouveau de la Ciudad.