Luego de un 2016 intenso, marcado por el salto internacional que implicó para el grupo la gira por Inglaterra y los Emiratos Árabes, donde fueron teloneros de Carlos Santana en el Dubai Jazz Festival, en este 2017 La Bomba de Tiempo revela toda su versatilidad rítmica, sonora y tímbrica en este single llamado “Near The Drums”, una colaboración del cantautor estadounidense nacionalizado argentino, Kevin Johansen.

Para conocer los detalles de este nuevo tema y los caminos que se abren a partir de aquí, Palabras dialogó con Juampi Francisconi, tambor piano, chekeré, dum dum y director de este colectivo de percusionistas.

Finalmente llegó Near the drums, ¿cómo están atravesando este momento y cuál fue el origen del tema?

Realmente estamos muy movilizados, este es el primer single de la Bomba realizado íntegramente en un estudio, cantado, y que además fue compuesto por uno de sus integrantes, Gabriel Spiller.

Nuestros dos discos anteriores, el de 2007 en Niceto, y  el de 2014 en el Kónex, son grabaciones en vivo, así que esta vez entramos al estudio para hacer un trabajo totalmente diferente e iniciático: primero grabamos los tambores por separado organizados por familia, luego ensamblamos, construimos, e invitamos a Lucas Bianco, en bajo,  a Guido Cefaly y Martin Telechanski en guitarras, y a Kevin Johansen en voz, y se armó este single maravilloso, en cuyo origen, además, hay una inspiradora charla que mantuvimos con Carlos Santana en el Dubai Jazz Festival 2016, del que participamos como grupo soporte invitados por el maestro.

El año pasado estábamos allí, unas horas antes de tocar, en un camarín increíble, cuando de pronto llegó Santana, que caminaba escuchando música con su ipad, mientras su guardaespaldas, solo un poco detrás de él, le cargaba el parlante. Se detuvo, se puso a charlar con nosotros,  y en su spanglish particular, intercalando sin darse cuenta una frase en castellano y una en inglés, nos comenzó a hablar de los tambores,  de la energía especial que te dan, de que cuando estas cerca de un tambor tu día cambia, que el ritmo del tambor te transforma el humor, etc.

Dos meses después de esa charla, que habrá durado hora y media, Gaby se levantó una madrugada y en un par de horas tiró la letra y la música de Near the drums. Me llamó,  me lo mostró, y me preguntó si me parecía que daba para mostrárselo a los chicos, porque nosotros somos muy respetuosos de la Bomba, y muy exigentes también, hicimos una maqueta, a todos les gustó, y nos embarcamos en esta grabación, para la que, además, contamos con la generosidad de kevin que no solo le puso la voz al tema, sino que también nos ayudó en la composición final modificando algunas palabras de la letra para que sea más musical, más cantable.

Entiendo que más allá del tema específico el concepto que guío la grabación también es bastante rupturista

Claro, porque abordamos la canción desde un lugar diferente, donde la percusión no está acompañando a la guitarra, al bajo y al cantante, sino que todo está puesto en función de la percusión, y los arreglos grandes, fuertes, están hechos con percusión.

Creo que estamos abriendo un nuevo capítulo en ese sentido, porque hemos escuchado música de todos lados, y este abordaje no tiene antecedentes, lo que abre una nueva arista no solo para la Bomba sino para la manera de hacer música en general.

Así como en algún momento Los Piojos con aquel temón con la Chilinga abrieron una nueva etapa, aun cuando no dejaba de ser la Chilinga acompañando a Los Piojos, creo que este tema también está llamado a hacer historia.

¿Se abre entonces una nueva etapa para La Bomba?  

Creo que se abre un camino paralelo, “La Bomba radiable” le decimos, y es algo que hace algún tiempo venimos con ganas de armar. Quienes nos conocen saben que la Bomba vive en el vivo, y que lo que genera es tremendo, sin embargo nos parece interesante comenzar un camino  que, en paralelo a los shows, le permita al público escuchar a la bomba en la radio o en otros sitios accesibles.

La idea en principio es hacer temas, luego veremos si integrarán un disco o no,  donde podamos aprovechar que todos los músicos de la Bomba componemos y hacemos música distinta, alguna más bailable,  otra menos bailable, poner toda esa diversidad y esas posibilidades en función de la Bomba, y embarcamos en un intenso proceso creativo, pero siempre en función de una canción, como fue con Near The Drums, que hasta ahora viene funcionando muy bien, no solo aquí, sino también afuera en Londres en Dubay, en los lugares que estuvimos, con los que nos permite reforzar nuestra presencia, y  también seguir armando lazos para futuros destinos.

¿Cómo fueron esas experiencias?

La gira internacional, y los shows de Londres y Dubay, fueron muy reveladores porque uno adentro, muchas veces, no se da cuenta de lo que genera el grupo. Además, el percusionista, en general, siempre trabaja para otro, y está un poco relegado, sos el percusionista o el baterista de, en cambio con la Bomba estamos en otra posición, el grupo te obliga a asumir otra postura, pero igual cuesta, y nunca terminamos de percibir lo que realmente genera.

Así llegamos a Londres, donde teníamos dos fechas con entradas agotadas, y sumamos una fecha más que también se agotó, y a Dubay donde tocamos ante 20 mil personas, y vimos que más allá del idioma, tal vez porque nuestra lengua es la del tambor, la gente a los 5 minutos estaba bailando igual que acá con una energía impresionante

¿Después de 11 años, la rutina afecta la creatividad?

Sí la rutina afecta a la creatividad, y por eso es central el compromiso de cada uno de los integrantes del grupo, el estar despiertos, traer ideas nuevas, desafiar lo rutinario. Los discos, el libro, este single son justamente parte de eso. También forman parte de ese camino la incorporación de nuevos instrumentos, como la trompeta, o los efectos con la voz, y más recientemente el “tinchofón”, una especie   de maromba electrónica, que te permite tirar sonidos como si fuera un teclado o una guitarra, que creó Martín Casado, el baterista de Lisandro Aristimuño.

Tenemos la responsabilidad y la alegría de que cada lunes nos acompañen 2000 personas, algo que en un momento complejo del país, no es fácil, y que te desafía a hacerte cargo y a estar muy despierto.

Click aquí para escuchar  “Near The Drums”