Inaugurado en diciembre de 2013, el MAR, Museo de arte contemporáneo de la Provincia de Buenos Aires, es uno de los museos más grandes y modernos del país y uno de los pocos diseñados y construidos para tal fin. Con más de 7.000 m2, en poco más de 4 años de actividad, se ha convertido en un nuevo polo cultural de atracción en la zona norte de la ciudad de Mar del Plata.

Micaela Saconi, es directora del Museo MAR desde abril de 2016, Palabras dialogó con ella, para conocer su balance sobre lo recorrido, y algunos detalles de los proyectos por venir.

¿Cómo fue tu llegada y cuáles tus primeros pasos en MAR?

Desde abril de 2016 estoy en Mar, el Museo se inauguró en diciembre de 2013, así que llegué cuando tenía solo algo más de dos años.

Cuando comencé a trabajar MAR no tenía una programación establecida, por eso una de nuestras primeras tareas fue crear de cero una programación. Afortunadamente, en ese momento pudimos contar con la colaboración del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, que nos permitió presentar dos muestras, y del Museo Nacional de Bellas Artes, que había armado una muestra itinerante muy interesante con obras de su patrimonio, que exhibimos aquí en el verano de 2017.

En aquel momento, cuando comenzamos a idear la programación general lo primero que nos propusimos fue que el museo no sea solo un polo turístico, y por eso decidimos generar una programación fuerte para todo el año, algo que no había sucedido nunca desde su fundación, porque durante los dos primeros años en Mar se habían armado 4 muestras muy importantes, pero que ocupaban las tres salas del museo, y el montaje y el desmontaje de las mismas supuso, en cada caso, el cierre de MAR por mucho tiempo. Entonces, una de las primeras cosas que hicimos fue cambiar esa dinámica armando una programación escalonada, que actualmente nos permite mantener el museo abierto siempre para que el público pueda visitarlo.

Para nosotros eso es central porque además de las muestras el Museo en sí mismo constituye toda una experiencia, ya que es un edificio increíble, que se construyó a través de un concurso del que participaron 204 proyectos, y es el único en nuestro país específicamente planificado para ser sede de un museo de arte contemporáneo.

Junto a ese eje, otra de nuestras premisas fue empezar a incluir en la programación a artistas de la provincia de Buenos Aires para darles visibilidad, y, sin dejar de mantener el intercambio con otros museos, siempre intentar que las muestras que presentamos se inauguren aquí, algo que con mucho esfuerzo creo que estamos logrando.

¿En relación a la visibilidad de los artistas bonaerenses, cómo está funcionando el ciclo de jóvenes curadores que presentaron el año pasado?

Realmente muy bien, porque la idea de ese ciclo es visibilizar el trabajo de curadores con una trayectoria incipiente, y evidentemente dimos cuenta de una necesidad. Actualmente, en el marco de ese proyecto estamos presentando Espejo de Tela, una muestra curada por Constanza Martínez, que propone una recorrida por el arte contemporáneo argentino a través de las obras de 12 artistas que exploran el uso del textil, que es la tercera muestra del ciclo, que comenzó con pintura, siguió con fotografía, continuará con arquitectura, y finalizará con una muestra donde expondrán artistas que trabajan con formatos no tradicionales.

Junto a esa iniciativa, y siempre en el marco de nuestro interés por visibilizar el trabajo de los artistas de la provincia, desde este año hemos decidido ceder el Hall del museo, que es un espacio muy amplio, a un artista de la provincia para que presente su obra durante todo el año. Actualmente estamos exhibiendoX-Museum, un proyecto del artista tandilense Cristian Segura, y para 2019 tenemos proyectado presentar #WhatsUpArgentina Mi casa Tu casa, de Daniel González, una obra monumental de arquitectura efímera que será realizada gracias a la participación del público, y que se exhibirá durante todo 2019 en el hall central. Esta propuesta, abierta al público en general, tiene como fin que la comunidad participe activamente en el proceso creativo. A través de Whatsapp, al número 223-4234654, los interesados ya pueden sugerir ideas para que el artista las plasme en el diseño de la obra, e incluso, a partir de octubre, las personas que lo deseen podrán donar materiales que el artista utilizará en la producción.

¿Y en este camino cómo se ha ido configurando la identidad de Mar?

Mar es un museo joven, que recibe una cantidad inusitada de visitantes, aproximadamente unos 20 mil por mes fuera de la temporada invernal o de verano, ya que, por ejemplo, solo en estas vacaciones de invierno tuvimos un promedio de unos 3 mil visitantes por día; y básicamente quienes nos visitan son familias.

Atendiendo a estos focos el Museo va armando su identidad en base a principios como ser actual, ser participativo, trabajar mucho con los artistas, y siempre tratar de ofrecerle al público caminos que faciliten su contacto con las obras para que realmente puedan disfrutarlas.

¿Qué podés adelantarnos de la programación para la próxima temporada?

El año pasado tuvimos una gran experiencia con el artista Eugenio Cuttica y Ataraxia, la muestra especial que creó para Mar y ocupó las dos salas principales, así que estamos trabajando en esa línea, aunque aún no puedo confirmar quién será la artista invitada. Para la tercera sala, en tanto, estamos trabajando para traer Naturaleza Muerta, la muestra del colectivo Doma que estuvo hasta hace unos días en el Centro Cultural Recoleta, y una muestra de fotografía. Estimo que en una semana, ya con todo confirmado, podremos anunciar definitivamente los nombres.

¿Recientemente el Museo Nacional de Bellas Artes anunció que el ingreso a Acuarelas, la exhibición especial del pintor inglés William Turner, será arancelada, hay posibilidades de que ese modelo llegue a Mar?

No. El Museo es gratuito desde su origen, y para el Ministerio y la Provincia está claro que esto va a seguir siendo así. Es importante resaltar que Mar cumple también una función social, y aunque obviamente la gratuidad es un limitante a la hora de pensar en traer muestras internacionales, es esencial para que esa función social se siga ejerciendo.