Una instalación de Joaquín Fargas realizada en colaboración con la Universidad Maimónides fue presentada por el artista en la Biblioteca de Alejandría, donde quedará expuesta.

El lunes 12 de marzo, el artista argentino Joaquín Fargas presentó en el auditorio de esa milenaria y prestigiosa institución una obra en la cual conjuga, tal su especialidad, arte-ciencia-tecnología.

El libro absoluto es una pieza que Fargas elaboró conjuntamente con la Universidad Maimónides, habituales coproductores en distintas realizaciones, por ej. el robot Glaciator presentado en la edición 2017 de la Bienal Antártica.

¿Es posible encontrar en el Universo un libro contenedor de todo el conocimiento?  La obra está basada en dos cuentos de J L Borges, La biblioteca de Babel y El libro de arena, y es un dispositivo conformado por nueve prismas hexagonales que trabaja conjuntamente con un monitor. Cada lado de los hexágonos representa una disciplina y rotan sobre  un eje. Al girarlos, se elige una serie de combinaciones que disparan una búsqueda por internet –a través de un motor de búsqueda y un programa integrador- y generan una página relacionada con las temáticas seleccionadas cuya composición es el resultado de 1 en 100.000 millones de combinaciones. El resultado de esta búsqueda se visualiza en una pantalla por unos segundos, siendo infinitamente improbable que se vuelva a repetir en el futuro.

El evento pudo seguirse en simultáneo en el Auditorio Borges de nuestra Biblioteca Nacional y conversaron con el artista el Director de Cultura de dicha institución, Ezequiel Martínez, y la Secretaria Académica de la nombrada casa de estudios Alejandra Marinaro, al tiempo que una réplica de la pieza fue mostrada y usada por muchos de los invitados que colmaron ese espacio.

En ambas bibliotecas, El libro absoluto quedará en exhibición y podrá ser manipulado por los visitantes.