El próximo jueves 21 de marzo en el Cine Club Municipal Hugo del Carril de la Ciudad de Córdoba se presenta Seguí Seguí, un documental dirigido por Pepe Tobal, que celebra la obra y la vida de Antonio Seguí.

Entre Francia y Argentina, como la vida del artista, Seguí Seguí, coproducido por Atrox, Fábrica de imágenes y Canal Encuentro, recorre los días del artista indagando en sus recuerdos, y en su presente, dando cuenta desde su casa estudio de París del fuerte vínculo vital y artístico que lo une hasta el día de hoy con su tierra.

Para conocer algunos detalles de esta obra que contará para su pre-estreno con la presencia de Seguí en Córdoba Palabras dialogó con el realizador Pepe Tobal.

¿Cómo surge el proyecto de realizar Seguí, Seguí?

Hace un par de años Antonio inauguró una muestra aquí en Córdoba, en un espacio cultural que se llama Casa Naranja, y en ese marco también brindó una charla. Lo fui a ver, y me encontré con un hombre tremendamente lúcido, pero también con un hombre grande. Ahí sentí ese impulso, que solemos tener los documentalistas, de querer registrar, de querer generar memoria, sabiendo, además, que no había ningún material documental demasiado extenso sobre su obra y su vida. Por eso, yo que siempre digo que hay documentales buenos, documentales malos y otros que son necesarios, hoy no sé si este es bueno o malo, pero estoy seguro que es necesario.

¿Cómo fue el proceso de contactar a seguí para llevar a cabo el proyecto?

Realmente tuve muchísima suerte con eso ya que el proceso fue relativamente sencillo a partir de la intervención de Oscar Brandan, un artista cordobés muy prestigioso, que ha sido director de museos también, a quien conozco hace muchos años, es muy amigo de Antonio, y me facilitó el contacto.

Lo llamé, me atendió, le pregunté si podíamos hacer un Skype, me dijo que sí, y charlamos durante 45 minutos por Skype con él y Clelia, su mujer, sobre el documental y ahí mismo convenimos coordinar una fecha. Así, finalmente a finales de agosto del año pasado nos fuimos 12 días a rodar en su estudio casa en los suburbios de París, con un equipo muy chiquito, pero sin el que esto hubiera sido imposible conformado por Carolina Undiano, la productora, y Pablo Rosso, el director de fotografía.

¿Cómo estructuraron el documental?     

Seguí Seguí es una coproducción entre Atrox, Fábrica de imágenes, y Canal Encuentro, ya que cuando le conté el proyecto a Fernanda Rotondaro, una querida amiga que es la directora de Canal le gustó, y quiso participar. En ese sentido es un producto audiovisual que sirve para esa pantalla, que forma, además, parte de una serie donde hay un documental sobre Julio Le Parc, uno sobre Marta Minujín, uno de Sarraceno. No es un documental experimental, sino uno bastante clásico, y que pivotea en torno a entrevistas con Antonio, ya que yo considero que nadie es mejor que el propio artista para hablar de su obra, así que el foco es Antonio hablando y haciendo.

¿Y en ese hablar y hacer cómo describís a Seguí?

Creo que Antonio tiene dos características que lo definen claramente: primero, su fuerte pertenencia a Córdoba, su lugar de origen, el lugar de su infancia, al que remiten él y su obra permanentemente. Antonio no dice vuelvo a Argentina, dice vuelvo a Córdoba. Adora París, pero siempre aclara que es su lugar de trabajo, al punto que cuando el ministro de Cultura de Mitterrand le ofreció la nacionalidad francesa, él simplemente le dijo: “No, yo nací allá, no me va el tema de las fronteras y todo eso, pero nací allá, y nacer se nace en un solo lado”.

Por eso yo siempre digo que Antonio es el artista francés más cordobés que conozco, y el artista cordobés más francés que conozco, porque hace 60 años que vive en Francia, pero al escucharlo hablar por teléfono no podés creer que después de todo ese tiempo continúe hablando francés con acento de San Vicente. “Parecés la Mona hablando francés”, le decía cuando lo escuchaba hablar.

En segundo lugar creo que Seguí es un tremendo productor, sus obras son algo inconmensurable y alucinante, con proyectos que van desde las enormes esculturas que están en Córdoba a las pequeñas esculturas que hizo cuando llegó a París, pasando por xilografías, grabados, etc. sobre las que, además, trabaja de lunes a lunes, con un método fenomenal.

¿Hoy hablabas de su fragilidad ese tema surge en las entrevistas?

Se habló de muchas cosas, de la vida, de la familia, de alguna manera abordamos el tema de hasta cuándo va a continuar, y también de manera lateral charlamos de la muerte. Realmente charlamos de todo, porque es una persona magnética, con una lucidez y un carisma únicos.

¿Y además de Antonio qué otras voces aparecen en el documental?

Pocas, porque realmente queríamos que él sea el foco, aunque hicimos algunas entrevistas con Oscar Brandan, con un herrero cordobés con el que trabajaba, y, entre otras, con la directora del Centro Pompidou de París que no dudó en afirmar que para ella Antonio es el mejor artista figurativo del Siglo XX.

¿Crees que este documental salda en parte una deuda de los argentinos con Seguí?

Yo creo que Córdoba y los cordobeses le debíamos un homenaje, acá, por ejemplo, no se festejaron los 30 años de la creación del Centro de Arte Contemporáneo, que realmente hubiera sido imposible sin él. Creo que es hora que la ciudad le devuelva un poco de todo lo que nos ha dado, y afortunadamente algo parece estar pasando porque el 20 se inaugura una muestra, y el 21 hacemos este preestreno donde contaremos con su presencia, que para mí es un hecho muy significativo, y que, afortunadamente, ya nos está generando problemas por la cantidad de gente que quiere concurrir.

Luego de su presentación en Córdoba Seguí Seguí se proyectará en Canal Encuentro y estará disponible para verlo por streaming de manera gratuita en www.cont.ar