Bajo el lema Cuisine et Liberté, del 14 al 17 de julio se conmemora en Buenos Aires un nuevo aniversario de la Revolución Francesa.

El 14 de julio de 1789, con la Toma de la Bastilla, se produce el acontecimiento clave de aquella revolución que transformó por sus múltiples influencias,  no solo la realidad europea sino también mundial.

Con el objetivo de homenajear esa gesta la Asociación Gastronómica Francesa en Argentina, Lucullus, propone este año una semana de celebración culinaria, para que todos podamos disfrutar de los sabores y aromas de Francia pero en Buenos Aires.

Como parte de la propuesta los mejores restaurantes, panaderías, creperías y pastelerías ofrecerán menús especiales, visitas guiadas con entrada libre y propuestas promocionales en productos típicos franceses para festejar el aniversario de la Revolución.

“Cuisine et Liberté se crea para que durante una semana todos puedan disfrutar de los sabores franceses y festejar la revolución francesa en Buenos Aires. Es un encuentro con los sabores de Francia celebrando de la misma manera que se puede celebrar allá, pero en donde se intercambia la Tour Eiffel por el Obelisco”, explicó Ode Vergos, de Lucullus.

Para la organizadora, la influencia de la Revolución en la gastronomía, fue inmensa, un antes y un después, ya que, justamente, muchísimos de los placeres antes reservados solo para la nobleza cortesana se comenzaron a democratizar.

“A partir de la abolición de los privilegios que se produce con la revolución, muchos grandes cocineros que hasta entonces estaban al servicio de la nobleza comenzaron a trabajar en las nuevas casas burguesas o abrieron sus propios restaurantes, lo que llevó a que en tan sólo 30 años el número de restaurantes en Francia pase de 100 a 3000”, explican desde Lucullus.

Como anfitriones del festejo  Le Sudel Palacio Duhau Park Hyatt Buenos AiresParis BurgerFleur de SelFrenchieLa Boutique de Jean-PaulCocuLa Pulpería QuilapánLe BistrotMéli MéloLa Paris y Un Dos Crêpes ofrecerán menús especiales.

Obviamente, los platos tradicionales como el paté en croûte,  el cocq au vin, el boeuf bourguignon y el típico  postre Pithiviers, oriundo de la región del Loiret y realizado a partir de una delicada masa de hojaldre rellena con crema frangipane de pistacho, serán las estrellas de la propuesta.

Además, L’épi Boulangerie ofrecerá visitas guiadas gratuitas de la panadería, dirigidas por Bruno Gillot y Olivier Hanocq, en la que podrán acercarse a su horno centenario y Labán Pastelería propondrá una clase de macarons para niños.

Para terminar la semana, el sábado 16 y el domingo 17 de Julio, desde las 12 y hasta las 18 hs se realizará una nueva edición de Le Marché,  la tradicional feria de cocina francesa, en Plaza Francia (Av. Del Libertador Y Av. Pueyrredón)  con entrada libre y gratuita.

Nuevamente allí la idea es disfrutar de los chefs y las especialidades de Francia, aunque en un marco distinto, donde además de degustar decenas de maravillosas propuestas habrá actividades artísticas y lúdicas para niños, pintura en vivo, a cargo de los artistas de Guijuana de Arte, y recitales en vivo durante todo el fin de semana.

Entre las especialidades emblemáticas que ofrecerán en la feria los organizadores recomiendan las crêpes de 1, 2, Crêpes, la soupe à l’oignon de Beatriz Chomnalez, el boeuf bourguignon de Le Beaujolais, las quiches de Cocu y Méli Mélo, elcroque-monsieur de Les Olivier, los famosos macarons, de Les Macarons de Paris, los éclairs, de Frenchie, los canelés, de Bonjour y el moelleux au chocolat, de Labán.

Además también se podrá disfrutar de otros platos típicos representativos de las distintas regiones de Francia como las quenelles de mariscos, el waterzoi de pollo o el sabroso cassoulet.

En tanto, los que quieran llevarse algunas delicias a casa, no pueden perderse el espacio de productores de Le Marché donde encontrarán quesos, fiambres, terinas caseras, vinos, panes artesanales y chocolates.