El Marginal, el multipremiado unitario local coproducido por Underground y la TV Publica, bajo la dirección de Sebastián Ortega, ya prepara su segunda temporada para regresar a mediados de 2018 a la pantalla chica.

La segunda entrega de la serie, que será específicamente una precuela de la historia que cautivó al público en 2016, y se convirtió en una de las favoritas de Netflix en 2017, ya ha comenzado a filmarse y todo indica que la podremos ver antes de que finalice el año nuevamente en la pantalla de la tv pública, para viajar en el tiempo hasta situarnos en la época en que los hermanos Borges, y algunos de los miembros de su banda, son capturados e ingresan a la cárcel de San Onofre.

Así, según han adelantado actores y productores, en el Marginal 2 podremos ver el camino que recorrieron los hermanos para construir su red de poder dentro del penal, y las transformaciones que en ese proceso van viviendo los personajes hasta constituirse en las figuras que conocimos en la entrega inicial.

Diosito, interpretado por el actor uruguayo Nicolás Furtado, tendrá en esa línea un rol central en la precuela, donde también podremos ver los primeros pasos de Emma, en su búsqueda por encontrar justicia, y defender los derechos de los presos, y descubrir los orígenes de La Villa, el patio del penal liderado por La Sub 21, además de los inicios del doble comando que se estableció en la cárcel, a través de la evolución de la relación entre Antín y Mario Borges, tras la caída del El Sapo, el cruel jefe anterior, que interpretará Roly Serrano.

De esa manera, entre viejos personajes renovados, y nuevas incorporaciones, el elenco principal del marginal 2 estará integrado por Gerardo Romano, Nicolás Furtado, Claudio Rissi, Esteban Lamothe y Martina Gusman, acompañados por Carlos Portaluppi, Bryan Bruley, Roly Serrano, Ábel Ayala y Verónica Llinás.

En cuanto a los escenarios, nuevamente la ex Cárcel de Caseros será la locación principal de esta nueva entrega, que sin perder el espíritu de la primera, adelantan que supondrá mayores niveles de violencia por la precaria organización que el particular sistema de poder de San Onofre mostraba en sus inicios.

En ese clima violento y anárquico también podremos conocer la historia de Patricio, el Doc, un médico preso por haberse autoincriminado por un asesinato, que quedará en medio de la lucha de bandas, interpretado por Esteban Lamothe, que aunque todo indica quiere adaptarse a la vida en el penal, secretamente está planeando fugarse.

Además, y aunque esta nueva entrega de la serie propone un viaje al pasado, los productores han confirmado que se develarán muchas de las incógnitas que nos dejó la primera temporada, como la suerte que corrieron los miembros de la banda de Borges luego de la fuga de Pastor y, centralmente, si Diosito murió o logró salvar su vida, la gran duda sobre la que los fanáticos de la serie han construido muchísimas teorías.