“Este reconocimiento me honra y lo agradezco con todo mi corazón”, dijo Brandoni acompañado de sus amigos de la actuación, el sindicalismo y la política, y agregó con lágrimas en los ojos: “Estoy satisfecho de estar donde estoy, de sentirme querido y poder querer, y de haber conocido gente muy valiosa”.

En un multitudinario acto encabezado por el vicegobernador, Daniel Salvador, en el Salón Eva Perón del Senado provincial, fue destacada la trayectoria del actor en “favor de la cultura argentina y sus virtudes cívicas al servicio de la democracia, los Derechos Humanos y las instituciones de la República”.

“Brandoni es uno de los actores más queridos, admirados y reconocidos de la escena nacional -aseguró Daniel Salvador al entregar el diploma-. Ha hecho de su profesión un mojón en defensa de la democracia, por eso es un gran gusto entregarle este reconocimiento”.

La ley 15.067, promulgada por la gobernadora María Eugenia Vidal el pasado 20 de noviembre, declara ciudadano ilustre a Brandoni, quien ha desarrollado con intensidad una vida al servicio del arte, la labor gremial y la política.

Nacido en Dock Sud, partido de Avellaneda, el 18 de abril de 1940, Beto Brandoni ha sido protagonista de más de una docena de tiras televisivas, ha actuado en más de 50 películas y otras tantas obras de teatro en Buenos Aires, ciento de ciudades del interior del país y en Madrid (España).

Multipremiado como actor de cine, teatro, televisión y radio, debutó en 1962 en la Comedia Nacional Argentina dirigida por Luisa Vehil.

Su militancia sindical en la Asociación Argentina de Actores le valió persecución y el secuestro a pocos meses de comenzado el Proceso de Reorganización Nacional, en 1976, lo que lo obligó a exiliarse.

Fue diputado nacional en 1997 y, luego, candidato a senador nacional y a vicegobernador de la provincia de Buenos Aires por la UCR.